¿Por qué precio vendo a las apps a mis clientes? Estrategias de precios para agencias

Escrito por el Miércoles, 20 de Abril 2016

¿Por qué precio vendo a las apps a mis clientes? Estrategias de precios para agencias
Después de haber decidió entrar en el negocio de la venta de aplicaciones, es hora de considerar  la razón principal de todo este esfuerzo: el dinero - tanto el de entrada como el de salida. Hoy nos vamos a centrar en el primero, y vamos a tocar algunos puntos que deberíais tener en cuenta cuando decides la estrategia de precios que vas a seguir. 

Muchas veces, la primera cosa que tu futuro cliente preguntará cuando esté informándose sobre tus servicios será el precio. Hay varias modos de decidir el precio que quieres cobrar por tus servicios.

Modelo de suscripción

Los beneficios de la fijación de precios por suscripción son evidentes para el cliente ya que este no tienen miedo al precio y al compromiso en el caso de que no se cumplan sus expectativas. Es una apuesta mucho más segura para alguien que no está completamente seguro en la idea de invertir en una aplicación.

El resultado es que se puede ir en cualquier dirección. Si el cliente continua por lo menos hasta el momento que supera su coste de adquisición el modelo de fijación de precios será rentable. Este modelo tiende a ser más rentable en el largo plazo.

En cambio, las relaciones con clientes de corta duración no te ayudarán a recuperar sus costes  y mucho menos obtener un beneficio, por lo que una estimación de la duración de vida media por cliente será de gran ayuda cuando consideres el modelo de precios por suscripción.

Con el fin de evitar el peor escenario, el del cliente de corta duración, piensa en ofrecer suscripciones con descuento que duren un periodo de tiempo más largo del coste medio, por ejemplo una suscripción de 6 meses que incluya un mes gratis, o una cuota mensual más barata para los pagos de auto-renovables. Tu cliente estará encantado de ahorrar costes, y además, tendrás un ingreso más estable, garantizado.

Modelo precio fijo

En este paquete estamos dando al cliente la opción de "comprar y poseer" una aplicación, es el modo más tradicional entre desarrolladores, pero las cosas pueden complicarse si estás utilizando un app builder para la creación de tus apps. Si un día decides abandonar tu creador de aplicaciones, de acuerdo con el contrato de compra de tu cliente, probablemente todavía tiene los derechos de su aplicación, por lo que tendrás que encontrar una manera de dárselos.

Siempre puedes ser franco con ellos y explicarles que estás utilizando un creador de aplicaciones, y puedes hacer un acuerdo para que puedan mantener su aplicación a través de su propia cuenta o transferir la app a otra plataforma.

Muchas agencias web solían decir a sus clientes que estaban creando sus sitios web desde cero, cuando en realidad, estaban utilizando WordPress. Las cosas están empezando a cambiar y ya son muchas las agencias que no se avergüenzan y son transparentes con las tecnologías que utilizan y más si es una tecnología ampliamente establecida y aceptada como puede ser WordPress. Entonces, cuál es el valor añadido que el cliente paga: tu creatividad y trabajo.

Modelo de precio por valor

Otra opción, es cobrar a los clientes (ya sea en la tarifa por suscripción o en la fija) en base a las funcionalidades y al mantenimiento que su app necesite. Por ejemplo, cobrando por un número determinado de notificaciones push, por el número de secciones activas, por el número de funcionalidades que llevan más tiempo de desarrollo, etc. 

No todas las apps están creadas del mismo modo, por lo que te mereces una recompensa por aquellas que son más compleja que las otras. Los clientes que necesiten apps más básicas apreciarán pagar sólo por aquello que necesitan. 

¿Todo el mundo paga lo mismo?

En algún punto, tendrás un cliente que querrá negociar el precio. Es bueno tener un plan con antelación que determine exactamente quién puede obtener un descuento, de cuanto y, sobre todo, donde fijas la línea. 
Los candidatos comunes para descuento suelen ser organizaciones sin ánimo de lucro, instituciones de educación, start-ups...Seguramente, este tipo de empresas sin un descuento especial no podrían utilizar tus servicios. 
Es mejor tener pocos ingresos a no tenerlos, por lo que en estos casos prepárate para hacerles un descuento especial para evitar perder todos el negocio.

Si no sabes por donde empezar con el precio, considera esto: el precio debe por lo menos cubrir el coste de la tecnología que estás utilizando (en otras palabras, el coste de la suscripción). Después de esto, el resto del precio debe reflejar el valor de tu trabajo, del mismo modo que la validez de tu producto en el mercado. Dependiendo de lo que tus competidores locales estén cobrando, y en lo que tu puedas o no ofrecerles a tus clientes, una apuesta segura es comenzar cobrando un precio medio de mercado. 

Si quieres escuchar el caso de una agencia de éxito, desde sus inicios hasta la actualidad, escucha la historia de Luís ⬇️

Push Your App Podcast



Ingresa tu email