Las apps de bloqueo de publicidad versión móvil vs. las apps nativas

Escrito por el Miércoles, 23 de Septiembre 2015

Una de las características más sonadas de la última versión del sistema operativo de Apple, iOS 9, es seguramente la posibilidad de instalar aplicaciones "bloqueadoras de contenido" o "ad blocking apps", en inglés.

Las apps de bloqueo de publicidad versión móvil vs. las apps nativas
La pregunta que surge a raíz de esta actualización es, ¿se democratizarán estas apps en el mundo móvil, como lo han hecho en los ordenadores?
Los indicadores parecen apuntar hacia el sí. Tan solo un día después del lanzamiento de iOS 9, las aplicaciones de bloqueo de anuncios ya se encontraban en los primeros puestos en la App Store. Crystal y Purify son los nombres, aparentemente inocentes, que  se presentan como una amenaza para los ingresos en la  publicidad móvil.

Las aplicaciones de bloqueo de anuncios y los navegadores web

Por supuesto, hay que considerar que se trata de una novedad, pero... ¿qué pasaría si la tendencia se confirmase?, ¿qué efectos tendría esto sobre la publicidad móvil?
 
Técnicamente hablando, estas aplicaciones son muy rápidas de implementar y por lo tanto, atraen a un gran público. Una vez descargado iOS 9, es suficiente con que los usuarios descarguen la app,  vayan a Ajustes> Safari> Bloqueo de contenido y habiliten la extensión escogida.

También, Android está en el punto de mira, los creadores de Adblock Plus ahora han lanzado  Adblock en Google Play. Adblock es diferente de sus competidores, ya que funciona como un navegador web propio. Una estrategia diferente para los usuarios de Apple (el navegador Adblock también está disponible en la App Store), ya que simplemente pasa por alto la configuración del teléfono.

Las aplicaciones de bloqueo de anuncios y las app nativas

Las apps de bloqueo de publicidad versión móvil vs. las apps nativas
De modo que... ¿qué significa todo esto para los propietarios de apps móviles? Bueno, la buena noticia para vosotros GoodBarbers es que las apps nativas son la manera perfecta para evitar el bloqueo de anuncios. De hecho, la publicidad interna de las apps no se verá afectada por los bloqueadores. 

Además, una de las razones por las que los bloqueadores de anuncios se han hecho tan populares en los escritorios, y ahora en móvil, es básicamente porque agilizan la carga de los contenidos web y hacen que los dispositivos sean más rápidos, más estables y ofrezcan una mejor experiencia de usuario, y por consiguiente, un ahorro de batería. Todos estos beneficios están causando grandes preocupaciones a los editores, quienes están básicamente preocupados por sus ingresos en telefonía móvil.

Una vez más, la buena noticia es que las aplicaciones nativas ya cargan sus contenidos más rápido y nos un dan un motivo más para reafirmarnos en la creación y uso de éstas. 
 

Las aplicaciones de bloqueo de anuncios y el futuro de la publicidad móvil

Para terminar con una nota brillante para todos, incluidas las aplicaciones web entusiastas, muchos han venido señalando lo irónico que es que las apps de bloqueo de anuncios son de pago. A excepción del navegador Adblock, las otras apps pueden llegar a costar $3,99 lo que podría desanimar a la mayoría de los usuarios dispuestos a instalárselas.

La privacidad es también una preocupación. La idea de que una nueva app de terceros pueda seguir cada uno de los movimiento realizados online por el usuario, es otra razón por la cual los usuarios pueden no estar tan predispuestos a descargársela. 

Al final, el futuro de la publicidad móvil seguramente no sea sombrío. Los especialistas están simplemente haciendo alusión al hecho de que este nuevo desarrollo obligará a la publicidad
móvil a seguir evolucionando, con opciones de publicidad, posiblemente, más elegantemente diseñadas y que se incorporen más profundamente dentro del contenido con el fin de superar el bloqueo.

Los usuarios, sin duda, serán los ganadores de esta situación, los banners invasores y los pop-ups serán cada vez más escasos y el tiempo de carga mejorará. El único inconveniente que puede surgir es que la barrera entre el contenido real y el contenido patrocinado sea más borrosa. Pero en cuanto a los ingresos por publicidad, que seguramente es la mayor preocupación de muchos, probablemente se mantenga en lugar sin cicatrices a largo plazo.

 



Ingresa tu email