Dispositivos "wearables": ¿éxito o fracaso?

Escrito por el Lunes, 16 de Marzo 2015

Puesto que hoy en día la cuestión de los dispositivos "vestibles" está en boca de todos, éste es el momento perfecto para tartar el tema. "Dispositivo vestible" es un término que cada vez suena más a menudo, aunque hasta hace relativamente poco tiempo, se trata más de una ficción futurística que de una realidad. Ya se han desarrollado alguna invenciones en este campo y con frecuencia, oímos hablar de nuevos inventos tecnológicos que van a revolucionar el mercado. No obstante, revolucionen o no el mercado, sí que está claro que los dispositivos "vestibles" están encaminados a convertirse en elementos esenciales de nuestras vidas, tal y como ya lo son hoy en día los teléfonos móviles.

Dispositivos "wearables": ¿éxito o fracaso?
A día de hoy, los dos dispositivos "vestibles" más conocidos son Google Glass y FitBit, e incluso se podría afirmar que uno de ellos ha tenido más éxito que el otro. Mientras que FitBit se puede ver con frecuencia entre grupos de gente común, lo cierto es que no conozco a nadie que no haya tenido la oportunidad de probar Google Glass. ¿Por qué la gran mayoría de gente ha optado por rehuir de tan impresionante producto desarrollado por una compañía que todos conocemos y en la que confiamos? personalmente, creo que Google no ha dado en el clavo con la promoción del producto - parece como si hubieran tomado el concepto futurístico, olvidándose así de que los clientes son todavía humanos, y no robots. Por algún motivo el término "Glasshole " se está popularizando...- Es difícil el vestir dicho dispositivo sin emitir una suerte de aura al estilo inspector Gadget que dificulta la interacción social con otras personas.

Dispositivos "wearables": ¿éxito o fracaso?
El FitBit, por otro lado, es bastante discreto y combina a la perfección los conceptos de tecnología sofisticada y utilidad y por encima de todo, se trata de una solución para algo que a cualquiera le preocupa: la salud. Además, su precio es mucho más razonable (desde los $60, mientras que Google Glass asciende a los $1500).

Basándome en estos ejemplos, he llevado a cabo un análisis sobre qué puede marcar la diferencia entre el éxito o fracaso de un dispositivo "vestible". Con este análisis, podrás empezar a predecir qué les deparará a los próximos grandes avances tecnológicos de este campo.

¿Qué debe ofrecer un dispositivo "vestible" para triunfar?

Hay muchos factores que pueden determinar el éxito de uno de estos dispositivos y el primero de todos es: ¿cuán "vestible" éste realmente es para el día a día de la gente corriente? El producto debe ser o bien apenas visible a la vista de otros, o bien lo suficientemente atractivo como para que los consumidores se animen a comprarlo y lucirlo en todo momento, sin sentirse como protagonistas de una película de ciencia ficción.
Dispositivos "wearables": ¿éxito o fracaso?

El dispositivo también dbee resolver algún problema que no pueda solucionarse mediante teléfonos móviles. Los smartphones y las apps que hay en éstos ya cuentan con innumerables características, de modo que este punto es, en efecto, un gran reto en cuanto innovación y creatividad se refiere.
Asimismo, también debe tomarse en consideración la Experiencia de Usuario. Por ejemplo, éste es el factor por el que más quejas se generan en relación a Google Glass, puesto que muestra imágenes directamente en el centro de visión del usuario. No debe contener ningún elemento disruptivo u obstructivo, simplemente debe cumplir con su función pasando a su vez, desapercibido.
Por último, también cabe destacar que los dispositivos "vestibles" deben respetar los derechos de los usuarios. Mucha gente está especialmente concienciada con la cuestión de la privacidad - y tienen motivos para estarlo-, y en este caso ésta se vería acentuada, puesto que se trata de un accesorio que acompaña a la persona en todo momento y por tanto, existen mayores posibilidades de rastreo. Aunque parezca que dicho contexto ya ocurre con los teléfonos móviles hoy en día, en el caso de los "vestibles" este factor todavía toma más poder, puesto que son dispositivos todavía más personales e imposibles de dejar de lado.
 

Apple Watch

Dispositivos "wearables": ¿éxito o fracaso?
El Apple Watch, recientemente lanzado, desarrolla una serie de tareas similares a las de otros productos de dicha familia. Puede hacer seguimientos de tu estado físico, funcionar como método de pago, como plataforma para mostrar apps, así como otras funcionalidades propias de los smartphones (mensajería, mapas, etc.). Las mejoras que éste incluye con respecto a su "predecesor" (Google Glass) se basan en que éste es mucho más "vestible": es más discreto, y cuenta con mejor apariencia, gracias a su diseño sofisticado. Asimismo, no pareces un completo techie al vestir dicho producto, cosa que resulta importante para los usuarios.

Personalmente, considero que el Apple Watch no aporta ninguna funcionalidad extra a las que puede desarrollar un iPhone. Probablemente, este reloj no debería ser un sustituto de un teléfono inteligente, sino más bien un complemento que ofreciera únicas funcionalidades, ¿pero lo hace? El principal público objetivo de este accesorio son aquéllos individuales que a su vez son usuarios de Apple (el reloj requiere de conexión a un iPhone), de modo que los usuarios deben sentirse atraídos por algún aspecto que no puedan satisfacer mediante sus teléfonos móviles - y creo que el Apple watch no ofrece nada nuevo-. Sin embargo, ha llegado al mercado con muy buena reputación a sus espaldas, de modo que puede acabar despegando por todo lo alto.

Dispositivos en el sector clínico

Los dispositivos "vestibles" pueden ser especialmente útiles para la industria médica por razones que son más que obvias: pueden salvar vidas o por lo menos, mejorar la calidad de vida. Estos accesorios pueden controlar y monitorizar con ran eficiacia varios aspectos relacionados con la salud, como el pulso, nivel de azúcar en la sangre, nivel de dolor y embriones, entre otros.

Éstos supondrían un gran avance en el mundo médico, puesto que son el siguiente escalón en el proceso de desarrollo tecnológico en este sector. También se diferencian del resto de categorías de dispositivos "vestibles" por el hecho de que no dan gran importancia al factor de geolocalización (su función primordial no depende de la localización del usuario), con lo que no atentan contra la privacidad del usuario. Los seguidores del estado físico pueden incluirse en esta categoría, aunque personalmente creo que estos aparatos están destinados a ser sustituidos por invenciones más novedosas, puesto que los teléfonos inteligentes pronto incorporarán ciertas características que permitan realizar las mismas funcionalidades que estos aparatos. De ese modo, no será necesario el cargar con un dispositivo extra, además de tu móvil.

Puedo preveer que este concepto contará cada vez con más usuarios, en cuanto la gente se empiece a dar cuenta de sus destacables beneficios. También puede ser interesante para todo aquél en busca de un sector pujante cuyas expectativas de triunfo sean remarcables.

Dispositivos para niños

El principal tipo de dispositivo destinado a un público infantil es aquél relacionado con funciones de rastreo y seguimiento, capaz de asegurar la tranquilidad de los padres, dado que pueden encontrar a sus hijos con mayor facilidad. A pesar de que las cosas están cambiando bastante, por el momento no muchos niños cuentan con móviles con GPS de rastreo incorporado, con lo que dichos dispositivos resultan especialmente útiles y su demanda se encuentra en aumento.

Otros dispositivos que son cada vez más populares entre el público infantil, incluyen funciones de seguimiento del aprendizaje/actividad, monitores de bebés "vestibles" o incluso aparatos que aseguran la seguridad de los niños al nadar. Se trata de un campo muy interesante a pesar de no haber sido explorado con total profundidad, con relación a las favorables expectativas que suscita.

Los dispositivos "vestibles" de cualquier sector son capaces de despertar el interés de cualquiera; desde la de los consumidores, por razones obvias, pero también -para nosotros en particular- por todas las nuevas posibilidades en materia de apps que se generarán. Los factores arriba mencionados bien seguro que tomarán parte en el futuro éxito o fracaso de dichos dispositivos, aunque también es importante destacar el cómo las apps pueden añadir valorar a estos productos y tornarlos en todavía más deseables. Casi todo dispositivo requiere de algún tipo de conexión a una app y en este punto, es donde GoodBarber tiene la oportunidad de dar rienda suelta a su creatividad y por tanto, empezar a explorar todas las posibilidades de esta nueva tendencia.

Si quieres escuchar la opinión de un experto en wereables  ⬇️





Push Your App Podcast








Ingresa tu email